Telefónica se burla de la UNCP en instalación de Internet

Foto: Difusión

Las deficiencias de conectividad que tuvieron los estudiantes de la Universidad Nacional del Centro del Perú (UNCP) durante el año pasado para realizar sus clases virtuales tiene una explicación, y es que la empresa Telefónica tardó 117 días en instalar el servicio de internet dedicado por fibra óptica que la casa de estudios le había contratado.

El hecho tiene su origen en mayo del año pasado cuando la UNCP decide contratar la instalación de servicio de enlace VPN, internet dedicado por fibra óptica para Ciudad Universitaria, oficinas externas, sedes y filiales debido a que el servicio que hasta entonces contaban era deficiente y no permitía un óptimo desarrollo de las actividades académicas y administrativas en el marco de la emergencia nacional, declarada el 15 de marzo.

El internet dedicado por fibra óptica era para la sede central, filiales y oficinas externas. Foto: Archivo

RETRASO. El contrato N° 009-2020-JOL/UNCP para la referida instalación se realizó el 20 de mayo del 2020 entre la jefa de la oficina de Logística de la UNCP, Katiuska Poma Huauya y la representante legal de Telefónica del Perú SAA, Rosangela Chumpitaz Barraza, por un pago mensual de 69 492,80 soles y fijaron como plazo para la implementación del servicio 90 días calendario.

Con ese detalle, la instalación debió culminar el 20 de agosto del 2020, días en que los universitarios requerían con extrema urgencia este servicio para el normal desarrollo de sus clases remotas.

Sin embargo, la empresa contratista presentó una carta el 8 de junio, es decir trece días de haber firmado el contrato en plena emergencia nacional, y señaló que no iba a cumplir con el plazo debido el 16 de marzo habían suspendido todas sus actividades.

El 8 de mayo del 2020 Telefónica se comprometió a cumplir el plazo.

La Contraloría General de la República, en su informe de hito de control N° 005-2021-OCI/0199-SCC, señala que la empresa contratista al momento de la firma del contrato (20 de mayo) tenía conocimiento del estado de emergencia sanitaria a nivel nacional y las medidas restrictivas dictadas mediante DS N° 008-2020-SA, pese a ello el 8 de mayo, es decir poco antes de la firma del contrato con la UNCP, firmó una declaración jurada de plazo de prestación de servicio.

Posteriormente, y sin reparo alguno, el 2 de julio el representante legal de Telefónica, Fernando Planas Arguedas, presentó una carta al jefe de Informática de la UNCP pidiendo ampliación de plazo por 41 días calendario. La empresa solicitó nuevas ampliaciones de plazo y la UNCP se la otorgó, firmando inclusive una adenda, hasta el 15 de diciembre.

PERJUICIO. El retraso, de 177 días calendario en total, provocó que la Universidad Nacional del Centro realice un desembolso mayor a lo fijado en el contrato.

De acuerdo a lo establecido con el monto mensual a pagar y los 90 días calendario de plazo para ejecutar el servicio, la UNCP debió haber pagado 187 478,40; no obstante, desembolsó en total 208 498,40 soles; 21 019,80 soles más.