Alcalde se queda solo en sesión extraordinaria donde pretendía aprobar venta de terreno

Solo cuatro de un total de once regidores asistieron a la sesión extraordinaria programa para este martes 9 de julio en la parque en Umuto en El Tambo, que tenía como único punto de agenda debatir la aprobación de la venta del terreno de 3 mil metros cuadrados, ubicado en la intersección de la Av. Mariscal Castilla y el Jr. Jorge Chávez, de propiedad de la municipalidad.

La sesión fue convocada para las 8:00 de la mañana; sin embargo, además del alcalde y la secretaria municipal solo una regidora estuvo presente, por lo que esperaron quince minutos reglamentarios para llamar lista nuevamente, pero esta vez otros tres regidores se hicieron presente. El alcalde Julio César Llallico, tuvo que suspender la sesión por falta de quorum.

ILEGAL. El regidor Daniel Campos Acosta explicó que según la Ley Orgánica de Municipalidades la convocatoria fuera del lugar habitual de sesiones es ilegal y solo permite descentralizar las sesiones en un lugar, en este caso un anexo, donde se van abordar temas de agenda vinculados directamente con ese sector.

Este es el terreno de 3 mil metros cuadrados que ahora la municipalidad pretende venderlo.

Por otro lado, cuestionó la pretensión del ejecutivo encabezado por el alcalde Julio César Llallico de pretender vender un terreno de propiedad de Estatal. «La municipalidad no puede hacer de agente inmobiliario a estar comprando y vendiendo terrenos, eso sería un pésimo precedente para el país, pues todas las municipalidades comenzarán a vender sus bienes para financiar sus proyectos», indicó el concejal.

Campos Acosta lamentó que el alcalde acuda al desplazamiento de vecinos de los anexo para presionar a los miembros del concejo a aprobar determinadas cuestiones. «Es un modus operandi del alcalde Llallico, lo hizo para comprar este terreno, lo hizo para la compra de maquinaria, poner a los vecinos en contra de los regidores de oposición es una práctica que se hace habitual en el alcalde», indicó.

Cabe recordar, que tras haber sido puesto a remate siete veces, este terreno fue adjudicado a la misma municipalidad de El Tambo a un valor de 6,426,848 soles, pero desembolsó un total de 4,904,302 soles al haber descontado una multa pediente y pago a proveedores y gastos administrativos que se generaron desde que la comuna embargó el predio.

Tras haberse adjudicado a nombre de la municipalidad tambina, el alcalde Julio César Llallico anunció la construcción de un centro de convenciones.