Dirigentes, precandidatos y militantes renuncian a Perú Primero en Junín

Cuando todo hacía pensar iba a presentar a los precandidatos regionales y municipales, Edgar Palacios Matos renunció a su cargo de Coordinador Ejecutivo Regional de Junín del partido político Perú Primero, de Martín Vizcarra, y junto a él renunció a su precandidatura José Miguel Álvarez Rojas, acusando deslealtad del propio expresidente y la dirigencia nacional.

Álvarez Rojas mostró la credencial que le otorgaron para organizar a militantes y precandidatos en la región Junín con miras a las elecciones regionales y municipales del 2026, pero a pesar de ello -según dijo- los actuales directivos del CEN nacional de Perú Primero entre ellos Julia Silguera Palomino los desconocieron.

Asimismo, dio duros calificativos contra el expresidente Vizcarra, con quien hace solo unas semanas se reunió en su casa en Lima y a donde le llevó presentes y regalos por su cumpleaños. «Vizcarra es lo que todos sus adversarios políticos dicen, ¿quiere plata? yo no estoy para tonterías. Yo no he cobrado a nadie y tampoco pido que me cobren a mi», indicó.

José Miguel Álvarez ya había hecho pintas como precandidato regional al 2026.

Por otro lado, señaló que Vizcarra sostuvo reunión con precandidatos de Junín, entre ellos citó a Fernando Orihuela, Dimas Aliaga y Roger Arista, con quienes conversó para ser los nuevos dirigentes de esta organización política en Junín. «Por lo bajo están negociando con los movimientos regionales y yo no me voy a prestar a eso», indicó.

Álvarez sostuvo varias reuniones con Vizcarra, pero ahora -afirma- haber sido traicionado.

Tras finalizar la conferencia de prensa, jóvenes militantes de Perú Primero quemaron banners con el rostro de Vizcarra, polos con el símbolo del 1 y banderines arengando en contra de la deslealtad del que afirman fueron víctimas.

«Este partido no representa el cambio, Martín Vizcarra y su cúpula solo buscan el poder, esto es solo una muestra para que el Perú despierte y él [Vizcarra] no es el salvador del país, son desleales, hipócritas y caraduras de la política peruana», anotó José Miguel Álvarez.