Gerente general del IVP de La Oroya trabaja pese a estar inhabilitado

Como si fuera difícil conocer la trayectoria de un funcionario, el alcalde de la municipalidad de Yauli-La Oroya, Edson Crisóstomo Ortega, designó como gerente del Instituto Provincial Vial (IVP) a Marcial Castro Cayllahua, pese a que tiene una sanción de inhabilitación por cinco años para el ejercicio de la función pública.

Castro Cayllahua fue designado como gerente general de IVP de esta provincia el 13 de diciembre de 2023 mediante Resolución de Presidencia del Comité Directivo N° 004-2023-IVPYLO/P y permanece en el cargo hasta la actualidad. Inclusive el pasado 30 de mayo fue uno de los expositores en la audiencia pública de rendición de cuentas del alcalde provincial.

El 30 de mayo expuso en la rendición de cuentas encabezado por el alcalde Edson Crisóstomo.

Sin embargo, Marcial Castro Cayllahua tiene una sanción vigente en el Registro Nacional de Sanciones contra Servidores Civiles, donde se hace notar que tiene una sanción de destitución desde el 21 de junio de 2023 y que lo inhabilita para ejercer función pública por cinco años, tal como fue corroborado por la Contraloría y consignado en su Informe de Orientación de Oficio N° 02123-2024-OCI/0416-SOO.

Marcial Castro está inhabilitado por cinco años para ejercer cargo público.

El referido funcionario, a principios de este mes fue intervenido y detenido a la altura del distrito de Acolla-Jauja debido a una requisitoria por el presunto delito de colusión dictado por el Sexto Juzgado Penal Unipersonal Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Junín.

El 2021 fue subgerente de Estudios del Gobierno Regional de Junín, posteriormente fue designado gerente de Obras Públicas en la Municipalidad Provincial de Satipo en la gestión del alcalde Iván Olivera.

El pasado 13 de junio, la Contraloría puso de conocimiento del caso al alcalde provincial de Yauli-La Oroya, Edson Crisóstomo; sin embargo, desde la fecha aun no ha tomado medidas correctivas.